Michael Douglas es un actor y productor estadounidense ganador de dos Premios Óscar. Es hijo del famoso actor Kirk Douglas.

Michael Douglas comenzó su larga carrera en la serie de televisión Las calles de San Francisco desde 1972 hasta 1976, donde fue protagonista al lado de Karl Malden.

A pesar de ser un actor muy capaz, su carrera siguió un rumbo algo extraño y tardó bastante en convertirse en la gran estrella que es ahora. Después de protagonizar la citada serie, durante un tiempo sólo aparecía en películas que usualmente eran poco populares (por ejemplo Running, de 1979). Actualmente vive en Valldemossa, Islas Baleares, España.

Michael Douglas demostró pronto su buen olfato para el éxito al recibir su primer Óscar como productor de la película Alguien voló sobre el nido del cuco (traducida en algunos países hispanohablantes como Atrapado sin salida), protagonizada magistralmente por Jack Nicholson y Louise Fletcher en 1975.

Siguió siendo una figura sólo medianamente conocida, hasta que rodó una comedia romántica de aventuras con Kathleen Turner: Tras el corazón verde. Su papel en esta exitosa película le muestra como un actor capaz de realizar roles protagonistas y en distintos registros interpretativos.

Su primer Óscar interpretativo lo obtuvo por el papel protagonista de Wall Street de 1988. En 2010 se estrenó la secuela de esta película, igualmente con Douglas y con Oliver Stone como director, titulada Wall Street: El dinero nunca duerme.

Douglas se consagró como estrella taquillera al interpretar a un infiel marido en Atracción fatal, con Glenn Close como protagonista femenina. Automáticamente la película se convirtió en un éxito a nivel mundial y entró a formar parte del cine de culto de Hollywood. Su personaje en esa película marcó un claro punto de inflexión en su carrera cinematográfica. Tanto Douglas como Close estudiaron la preparatoria en Choate Rosemary Hall. Michael Douglas insistiría en un papel similar de hombre con problemas en otras dos películas de éxito: Instinto básico (o Bajos instintos), con Sharon Stone, y Acoso, esta vez asediado por Demi Moore.

En 2009 se consideró la posible filmación de una película que sería producida por Douglas con locación en Buenos Aires, Argentina. La misma sería interpretada por Sharon Stone (todavía vista por muchos como la mejor compañera de Michael).

Douglas se casó con Diandra Luker el 20 de marzo de 1977. Tuvieron un hijo, Cameron Douglas. El matrimonio se disolvió en el año 2000, después de 23 años de unión. Entre las razones aducidas por Diandra estaba el hecho de que él no era un padre apropiado para sus hijos; por otro lado, Michael se había vuelto adicto al sexo, por lo que su conducta extramarital causó la ruptura. A partir de ahí, Michael Douglas siempre ha estado relacionado con el mundo de las drogas y el alcohol, y su nombre comenzó a resaltar en el mundo de la prensa rosa.

Ese mismo año, Douglas asistió al estreno del film El Zorro, y se quedó prendado de la imagen de la protagonista, Catherine Zeta-Jones, con quien poco después contraería matrimonio.

La pareja está felizmente casada desde el 18 de noviembre de 2000, y tienen dos hijos, Dylan (15 de agosto de 2000) y Carys (20 de abril de 2003). Con frecuencia suelen visitar España, ya que poseen una finca en Mallorca, como muchos otros famosos, antigua propiedad del archiduque Luis XV, primo del emperador austro-húngaro Francisco José.

En 1980 sufrió un accidente de esquí, que lo apartó de su carrera interpretativa durante tres años. Su matrimonio estuvo a punto de terminar a causa del alcoholismo. En septiembre de 1992 fue internado para someterse a un tratamiento contra el abuso del alcohol en el Sierra Tucson Center.

En agosto pasado, su hijo, Cameron Douglas, tras ser arrestado en un hotel de Nueva York fue condenado a pasar cinco años en prisión por narcotráfico: negocios con metanfetaminas, una droga sintética.

Cameron Douglas (nacido el 13 de diciembre de 1978), quien ha sido adicto a las drogas desde que tenía 13 años, fue acusado de ser intermediario en una red de contrabando entre Nueva York y California. Durante el juicio que se llevó a cabo en Nueva York, Cameron se declaró culpable y pidió una nueva oportunidad para rehabilitarse. El juez estimó que su historial hacía dudar sobre su capacidad para superar su adicción. Su padre, desesperado, le escribió una carta al juez pidiendo compasión por su hijo, quien tuvo una infancia muy difícil y quien además ha vivido con “la presión de encontrar su propia identidad teniendo un padre famoso”. Pero nada de esto impidió que Cameron quedara libre de las rejas. Cameron permanecerá bajo libertad condicional por otros cinco años tras cumplir su condena, dijo un portavoz del Tribunal Federal del Distrito Sur de Manhattan.