Carrie Frances Fisher (n. 21 de octubre de 1956) es una actriz estadounidense de cine y televisión.

Hija del cantante Eddie Fisher y de la actriz Debbie Reynolds, tiene un hermano menor, Todd Fisher y sus abuelos paternos son imigrantes procedentes de Rusia.

Apareció en algunas producciones con su madre antes de empezar su primer trabajo de cine, cuando interpretó a la joven seductora de Warren Beatty en Shampoo (1975), de Hal Ashby.

Dos años después surgió el papel por el que sería ampliamente reconocida, la Princesa Leia Organa, animada y abierta, en La Guerra de las Galaxias (1977), una interpretación que repitió en las continuaciones El Imperio Contraataca (1980) y El Retorno del Jedi (1983).

Después de estos éxitos luchó contra la dependencia de las drogas y el alcohol, y tuvo un matrimonio infeliz con el cantante Paul Simon.

Su carrera cinematográfica se resentió considerablemente lo cual se reflejó en la poca calidad de las películas que interpretó, como Under the Rainbow (1981) y Hollywood Vice Squad (1986),excepto Hanna y sus hermanas(1986),ganadora de tres Óscars. A partir de allí quedó relegada a actriz secundaria, refrescando comedias tales como Sibling Rivalry (1990) y Soapdish (1991).

Es entonces cuando Fisher reveló un hasta entonces oculto talento de escritora, cuando publicó la novela semiautobiográfica “Postcards From The Edge”. En 1990 el director Mike Nichols le encargó el guión para la adaptación al cine de su libro, con Shirley MacLaine en el papel de su madre en una época de su vida. Fisher sigue escribiendo, y ha publicado otras novelas, como “Surrender the Pink” y “Delusions of Grandma”.

Fisher ha discutido públicamente los problemas que ha tenido con drogas, su batalla con el trastorno bipolar, y la adicción a los antidepresivos, ello lo discutió abiertamente en el programa 20/20 del canal de televisión ABC.