Ramón Valdés Castillo (Ciudad de México, 2 de septiembre de 1923 — Ciudad de México, 9 de agosto de 1988) fue un actor y humorista mexicano, famoso por sus actuaciones en la serie El Chavo del Ocho interpretando el papel de Don Ramón, además de las series El Chapulín Colorado y Chespirito aunque el origen de su carrera se remonta a la Época de Oro del Cine Mexicano, al lado de su hermano Germán Valdés “Tin Tan”.

Su padre: Rafael Gómez-Valdés Angellini (que a su vez, era hijo de madre italiana, nacida en Brownsville TX) y su madre, Guadalupe Castillo (originaria de Aguascalientes), de ahi sus características físicas.

Los hermanos de Ramón Valdés son Germán (Tin Tán), Rafael (el Chapo), Pedro, Guadalupe, Angela, Manuel (el Loco), Cristóbal, Antonio y Armando.

Ramón tuvo 3 esposas, y aproximadamente unos 10 hijos; una de sus esposas fué la cantante Aracely Julián.

Es originario de la Ciudad de México y a los 2 años de edad su padre lo llevo a Ciudad Juárez.

Su carrera cinematográfica lo llevó a convertirse en un actor muy querido, sin embargo, cuando se convirtió en don Ramón, dentro de la serie del Chavo del 8, alcanzó su mayor popularidad.

La forma en que contactó a Chespirito fue por medio del programa “Sábados de la Fortuna” que se transmitía por canal 8.

A Ramón Valdés lo recuerdan como una persona de carácter fuerte, pero siempre manteniendo su lado amable con la gente. Era una persona muy ermitaña, lo cual se le hacía difícil verlo en actividades o fiestas de gente del espectáculo.

El personaje “Don Ramón” no tenía muchas diferencias a como era Ramón Valdés en su vida cotidiana. Rubén Aguirre hace una comparación al decir que Ramón Valdés costaba hacerlo trabajar, siempre habían atrazos en las grabaciones ya que don Ramón no llegaba a la hora en que habían fijado.

El personaje era muy natural, Chespirito solamente le decia: Sé tu mismo.

Gracias a esto, es que poseía una incomparable forma de interpretar su personaje, pero en 1979 decidió separarse del equipo de Chespirito, para luego, cinco años después regresar a la televisión en las series: “¡Ah que Kico!”, y “Federrico”, ambas protagonizadas por Carlos Villagrán, pero no le fue nada bien.

En los 80′s volvió al programa “Chespirito” para grabar unos cuantos capítulos.

En los últimos años de su carrera, se dedicó a viajar por toda la República Mexicana acompañado de su propio circo.

Falleció el 9 de Agosto de 1988 a la edad de 64 años, a causa de un cáncer de pulmón.