Fernando Colunga Olivares (Ciudad de México, 3 de marzo de 1966) es un actor mexicano, de telenovelas y de teatro que ha trabajado con varias artistas y cantantes, entre ellas Thalía en tres telenovelas como María Mercedes, Marimar y María la del barrio, siendo en esta última el protagonista. También trabajó con Gabriela Spanic, en la telenovela La Usurpadora, que fue traducida a más de 60 idiomas; en Amor real junto a Adela Noriega, junto a Lucero en Alborada, con Silvia Navarro en Mañana es para siempre y ahora en Soy tu dueña con Lucero y Gabriela Spanic.

Biografía
Es hijo único del ingeniero Fernando Colunga y de la señora Margarita Olivares. Inició estudios de ingeniería civil, tuvo una ferretería, fue concesionario de autos, trabajó como administrativo y de barman. “Siempre tuve la tentación de ser actor, pero no llegué directamente a Televisa”, empezó de actor de cine hasta que en 1988 trabajó de doble de Eduardo Yáñez en la novela Dulce desafío. A partir de allí decide continuar en la actuación y se matricula en el Centro de Educación Artística (CEA) de Televisa en el año 1990. En sus inicios su rostro se hizo popular en muchos hogares gracias a tener un papel en la versión mexicana del conocido programa infantil Plaza Sésamo. Apareció en otros programas como “La telaraña”, “Hora marcada” y “Todo de todo”.
Tuvo apariciones en telenovelas como “Cenizas y diamantes”, “Madres egoístas” y “María Mercedes”.
Carla Estrada le ofreció un papel en la telenovela Más allá del puente con María Sorté en 1993-1994. “Fernando es una persona sumamente estudiosa y entregada como profesional, exigente consigo mismo” opina Carla Estrada (Revista People).
Después de esta telenovela, tuvo un papel en Marimar en 1994 dando vida a Adrián Rosales. Por ese año, Fernando se estrenó en el cine con la película “Bésame en la boca” con Paulina Rubio y en 1995 interpreta al personaje de Raúl Gutiérrez en Alondra, una novela de época con la productora Carla Estrada.
En 1995-1996 Fernando consiguió su primer papel protagónico al lado de Thalía en la telenovela María la del barrio dando vida a Luis Fernando de la Vega.
Con esta telenovela, Fernando comenzó a ser conocido en muchos países, pero la que le lanzó al estrellato fue sin duda Esmeralda con Leticia Calderón, vista países tan dispares como Indonesia o la República Checa.
Después del éxito de Esmeralda en 1997, Fernando hace una incursión en el teatro con “Pecado no original” donde actuó junto a Chantal Andere; interpretaron a Jenny y Bill, un matrimonio infeliz en proceso de destrucción.
Su siguiente telenovela fue en 1998, La Usurpadora con la actriz venezolana Gabriela Spanic y con actores con los que había trabajado antes como Juan Pablo Gamboa, Chantal Andere, Alejandro Ruiz, Enrique Lizalde y Dominika Paleta, entre otros. En esta novela da vida a Carlos Daniel Bracho, un hombre que ignora que la usurpadora, Paulina ha ocupado el lugar se su mujer Paola, bajo chantaje de ésta. “Me ha gustado interpretarle porque él, es bastante diferente a mí, aunque nos parecemos en que no somos machistas. Pero yo pienso mucho más las cosas y exijo que los demás sean respestuosos conmigo, porque yo lo soy con ellos. Carlos Daniel tiene un carácter débil y ese no es mi caso”. En una visión global Fernando opina “Casi no tuve tiempo de descansar entre una novela y otra, pero acepté gustoso porque volvía a trabajar con amigos y me gustó la historia. Además lo mejor, fue conocer a una persona tan encantadora como Gabriela Spanic. Nos entendimos tan bien que creo que formamos una pareja fantástica. Además mi personaje no es el típico galán, es muy innovador” (Revista Telenovela). Fernando consiguió cambiar un poco la imagen del galán de telenovelas, “Si, logré que el protagonista de la telenovela usara barba y bigote y que el vestuario fuera algo más desenfadado. Esto nunca se había dado, porque los galanes siempre tienen que estar impecables; yo he conseguido que, sin que parezca demasiado informal, mi personaje tenga una imagen diferente, más juvenil” (Revista Telenovela).
Fernando realizó la telenovela Nunca te olvidaré (1999), al lado de Edith González.
Además participó en Cuento de navidad e hizo la telenovela, Abrázame muy fuerte (2000) compartiendo escenas con Aracely Arámbula, Victoria Ruffo, César Évora y Nailea Norvind.
Después de este papel, estuvo un tiempo alejado de las telenovelas, tiempo que aprovechó para estudiar actuación y producción. También hizo un papel en “Navidad sin fin” en el 2001.
En el 2003 trabajó en Amor real, producción de Carla Estrada, donde interpreta a Manuel Fuentes Guerra, el hijo bastardo de un rico hacendado. En esta telenovela actuó junto a Adela Noriega, quien interpretaba a Matilde Peñalver de Fuentes Guerra, que era la esposa de Manuel Fuentes Guerra. También actuó junto a Mauricio Islas. Gracias a Manuel Fuentes Guerra ganó en el 2003 otro premio TVyNovelas al mejor actor. Esa telenovela alcanzó un sorprendente exitó mundial, ya que la historia y el elenco fueron de excelente nivel.
Después de Amor real, Fernando se tomó un tiempo de descanso tras el cual volvió de nuevo a un género que le fascina, el teatro. Junto a César Evora, adaptaron guiones y pusieron en marcha “Trampa de Muerte”. “Mi mayor reto al tomar este proyecto, es que la gente se la pase bien, que disfrute mi trabajo y vea una actuación diferente, que vean cosas que les sorprendan, que valga la pena pagar un boleto por ver un actor” (El Siglo de Torreón).
Tras estar varios meses de gira con su obra, en el 2005, Fernando vuelve de nuevo a la televisión con la telenovela de Carla Estrada, Alborada, una historia de época ambientada en México en el siglo XVIII. La pareja de Fernando es en este caso, Lucero, compartiendo escena con actores como Valentino Lanús, Daniela Romo, Mariana Garza, Luis Roberto Guzmán, Vanessa Guzmán, Arturo Peniche, Irán Castillo y una larga lista de actores. Este le otorgó el premio como el Mejor Actor.
En el 2007 vuelve a protagonizar una telenovela de época, Pasión, que también es producida por Carla Estrada. Esta vez comparte escenas con Susana González, Sebastián Rulli y Daniela Castro.
En el 2008 trabajó en la telenovela Mañana es para siempre compartiendo créditos con Silvia Navarro de protagonista y Lucero como la villana de la historia. Tambien participaron Rogelio Guerra, Guillermo Capetillo, Dominika Paleta y María Rojo, entre otros. Dicha telenovela es producida por Nicandro Díaz, en donde interpreta a Eduardo Juárez, un hombre que, para su venganza en contra de Bárbara Greco (Lucero) cambia su nombre a Franco Santoro.
A fines del 2009 el productor Nicandro Díaz lo confirma como el protagonista para su nueva telenovela “Soy tu dueña” donde comparte creditos con Lucero y Gabriela Spanic.