Alejandra Gabriela Guzmán Pinal, (n. Ciudad de México; 9 de febrero de 1968) conocida artísticamente como Alejandra Guzmán, es una cantante mexicana de rock. Hija del también cantante de rock and roll y actor mexicano de origen venezolano Enrique Guzmán y de la primera actriz mexicana Silvia Pinal. Ha conseguido vender más de 15 millones de discos a nivel mundial[1] y ha colocado veintitrés sencillos dentro de los diez primeros lugares en la radio nacional, convirtiéndola en una de las celebridades más importantes y un ícono de la música mexicana.[2] Ha recibido múltiples reconocimientos por sus producciones en México, Estados Unidos, Centroamérica y Sudamérica.[cita requerida]
Biografía

La relación entre la actriz del cine mexicano, Silvia Pinal y el famoso cantante rock venezolano de los 50’s, Enrique Guzmán, causó revuelo y polémica, debido a la diferencia de edades, a pesar de las criticas, en 1968, nació su hija Alejandra.

Alejandra Guzman hizo su primera aparición televisiva a los dos meses de edad en el programa de sus padres, titulado “Silvia y Enrique”. Pronto, con tan sólo cinco años de edad, comenzó a tomar clases de ballet, claqué y jazz. Su creatividad y originalidad se desarrolló desde los primeros años de su vida, ya que tuvo la oportunidad de experimentar con las bellas artes, como el baile y la pintura, y todo lo relacionado con el mundo del espectáculo.

Alejandra Guzman, resintió desde edad temprana la ausencia de sus padres, que estaban en constantes viajes debido a lo demandante de su trabajo. El matrimonio Guzmán-Pinal se desgastaría tiempo después en medio de problemas y agresión física, culminando en el divorcio, cuando Alejandra tenia 6 años de edad.

El 25 de octubre de 1982, la familia Pinal sufrió la dolorosa perdida de Viridiana Alatriste, media hermana de Alejandra, hija de Silvia Pinal y Gustavo Alatriste, Viridiana murió en un accidente automovilístico, este hecho marcó la vida de “La Guzmán”.

Alejandra era una joven rebelde e inquieta que escapaba de su casa para salir a fiestas pero, siempre mostró peculiar interés por las actividades artísticas. Su preparación fue muy diversa ya que viajaba en las giras de las obras de teatro de su madre, hizo comerciales, participó en televisión, hizo coros para bandas y hasta trató de incursionar en proyectos como Garibaldi, Flans y Fresas con Crema (con quienes llegó a presentarse en el Palacio de los Deportes) sin embargo, su madre le prohibía estar en estos proyectos sin terminar la preparatoria. Alejandra hizo todo lo posible por estar en el mundo del entretenimiento sin descuidar la escuela. Participó en novelas como “Cuando los hijos se van” y “Tiempo de Amar” y en la obra musical “Mame” al lado de su madre. A pesar de esto, Alejandra conoció a la rockera Mexicana “Kenny” integrante del grupo “Los Eléctricos” y participó con ella haciendo los coros en sus presentaciones, motivándola a incursionar en el mundo de la música.

Después de tocar puertas en diferentes lugares y a escondidas de sus padres, “La Guzmán” tuvo la oportunidad de su vida cuando en una audición el productor español Miguel Blasco creyó en ella y le produjo su primer álbum titulado “Bye Mamá” con el cual debutó en el popular programa de televisión Siempre en Domingo.

La canción “Bye Mamá”, que era un grito de independencia, ocasionó el distanciamiento de Alejandra con su madre, quienes no se hablaron durante seis meses, debido a la fuerte letra que contenía. El tema “La Plaga”, tributo a su padre, le abrió las puertas del éxito. Sus fanáticos pronto la identificaron como “La Reina del Rock” o simplemente como “La Guzmán”.

Su forma desinhibida, rebelde, las frases subidas de tono y quitarse piezas de ropa durante sus presentaciones, aumentaron su popularidad, que crecía cada vez más.

Después de tanto trabajo, y en pleno auge de su carrera, Alejandra Guzmán, anunció su embarazo, lo que estremeció a la prensa. Finalmente el 13 de marzo de 1992, nace su hija Frida Sofía, fruto de su amor con el empresario Pablo Moctezuma, de quién se separaría tiempo después.

Tras un largo tiempo de ausencia en los escenarios, Alejandra, vuelve con una actitud nueva y sexualmente desinhibida, posando en Playboy y mostrando sus numerosos tatuajes, que ha colocado en su piel, como símbolo de sus experiencias en la vida.

“La Guzmán” da un salto importante en su carrera al ofrecer conciertos en Estados Unidos, volviéndose ahora en una imagen internacional, su disco “Flor de Papel” aumentó su éxito, al recibir una nominación a los Grammys (norteamericanos).

En 1997, Alejandra hace una fuerte revelación en el programa de Cristina Saralegui, en el cual dijo que se había alejado de las drogas, mediante rehabilitación por una promesa que le hizo a su nana antes de morir de diabetes. El 26 de febrero de 1998, contrae matrimonio en secreto en la ciudad de Miami con el empresario judío, Farell Goodman, luego se casaría bajo las leyes mexicanas en marzo de ese mismo año, sin embargo, la relación con Goodman sólo duraría un par de meses, debido a que él fue detenido en Alemania, por tráfico de drogas, negocio del cual “La Guzmán” no sabía nada.

Con su nueva producción discográfica, “Algo Natural”, viene una nominación para el Grammy Latino en su primera edición. Después de cambiar de disquera, ahora gana su primer Grammy Latino, gracias a “Soy” álbum donde Alejandra inicia su faceta como compositora.

En el 2002, se estrecha la relación entre “La Reina del Rock” y su padre, tras la operación de corazón abierto practicada a Enrique Guzmán. A fines de ese mismo año, Alejandra conoce al comerciante, Gerardo Gómez Borbolla, con quién mantendría un noviazgo, el cual sometería a la cantante a un constante acoso de los medios de comunicación, debido al anuncio de su embarazo y su boda. Gómez Borbolla fue acusado de cometer fraude con tarjetas de crédito en Cuernavaca, robar coches y de drogadicción. Alejandra perdería a su bebé. Este suceso sumergió a “La Guzmán” en una profunda depresión y alcoholismo, pero gracias a su hermano, Luis Enrique y su padre, pudo rehabilitarse y terminó la relación con Gerardo Gómez Borbolla.

En 2004 Alejandra lanza su material discográfico “Lipstick” con su primer tema en inglés. A pesar del fracaso de este álbum en cuanto a ventas, fue nominado en dos categorías para los Grammys Latinos. En el 2007 Alejandra combatiría contra el cáncer de mama, después de intervenciones quirúrgicas y tratamiento, “La Guzmán” superó la enfermedad, y se convirtió en vocera de “Iniciativa Ser”. Su lucha la plasmó en el tema “Hasta el final” incluido en su producción “Fuerza”.

El día 10 de noviembre cantó en el concierto de los 40 principales realizado en el Estadio Azteca bajo el cobijo de su nuevo álbum: “Único”